martes, 3 de enero de 2012

El Curioso Mecanismo De Una Ola

Los buenos deseos, los propósitos eternos de mejora, los proyectos, las ideas, los abrazos… se adentra enero y todo eso que ha venido en las últimas semanas parece irse hacia atrás, vino y se va aunque en poco más de once meses (Y si no se acaba el mundo en el 2012 como algunos pesimistas intuyen) volverá a venir. Es un metódico proceso que ya en su día bautizó Rocío Jurado: “Como una ola”.

Es curioso el mecanismo de una ola, el mar azul turquesa nos suelta el eco de sus gemidos y éste a su vez, rebota sobre las paredes nacaradas de las caracolas. Tan sencillo como complejo por su naturalidad. El proceso continúa con el desembarco de las olas en la playa dejando restos de espuma agonizante y las rocas, tan versadas al proceso, ni se mueven. Los minúsculos restos de sal resultante duermen en la arena suave, y algún trozo de palo o algún manojo de algas, arrastrados por la marea, besan la tierra firme como un naufrago que logra alcanzar la orilla.

Y así estamos, enganchados al metódico mecanismo de las olas, mientras como los mejores equilibristas nos balanceamos por el alambre esperando no caer durante el proceso. Y es que las olas siempre vuelven al mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traspasa tú también el muro y dime...