miércoles, 21 de agosto de 2013

Instinto



Nubarrones, dudas, problemas… Tres mil vueltas en la cama, hacer y deshacer y al final todo será mejor, de alguna manera sucederá lo más lógico, y a cada cual su lógica, lo más digno y a cada cual su dignidad, porque tiraremos de ese gran instinto que nos acompaña justo desde el  preciso instante que nacemos: El de la supervivencia. Y a ésta, cuando se activa, no hay dios ni demonio que le pueda…