viernes, 29 de noviembre de 2013

Drogas



Droga es el nombre genérico de ciertas sustancias usadas en industria, medicina o química una especie de preparado medicamentoso de efecto estimulante, deprimente, narcótico o alucinógeno. Y cada uno se busca las suyas. Sean o no tangibles.

Las drogas que se toman te envejecen después de la agitación mental para acabar luego en un letargo. ¿Por qué? Es una reacción. Toda una vida en una noche. Eso gradualmente te cambia el carácter.

La mejor droga consiste en dejar pasar las horas sentado en frente al mar, sin nada sobre la cabeza excepto el cielo y sin que el cerebro convierta, a esas horas,  en ninguna clase de duda, de juicio o de pensamiento. Y que toda fluya por donde sea que necesite. Claro que esta droga, como tal, también te acaba por generar dependencia.  

viernes, 15 de noviembre de 2013

1,61

Desde eso de "en el bote pequeño está la buena confitura" hasta el poder de seducción concentrados en 1,61 metros de altura, existe una fuerza de voluntad tan grande, un poder de la mirada que nace en unos ojos claros que son ahora dos lagos, ahora dos luces, ahora dos estallidos, que sorprende pensar que alguien pueda dejar de conocerla.

Dicen que las cosas buenas solo pasan una vez, y que suelen pasar rápido, ella pasa a ritmo de AVE y si te encuentras con ella, te cala hasta convertirse en una parte agradable de tu pequeño-gran mundo. Tiene potencial para ser una gran modelo, una estupenda actriz, una brillante deportista y una excelente conversadora. Mantiene el criterio de ser y soñar aquello que quiere ser y soñar y sonríe, siempre. Se llama Mery Ramos, y por buena que sea en múltiples facetas profesionales de la vida, hay una que es la que le hace ser tan necesaria para la gente de su alrededor, su tremenda humanidad.

¿Cómo demonios hace para tener un corazón tan grande en su harmónico 1,61? Si vas por Tarragona, no pierdas detalle o te arrepentirás.   

sábado, 9 de noviembre de 2013

Intensidad



Con música de fondo, así, por un instante, dejamos ya de ser las cosas que nos pasan; somos, por obra de la música que nos transporta, sustrae y exalta, un desnudo pasar sin cosas; la más pura intensidad. Una transición de historias que se enlazan en clave de sol.

viernes, 1 de noviembre de 2013

La Brújula



Y allí estaba yo, en lo más frondoso del valle, intentando recordar el camino por el que había llegado hasta ese maravilloso lugar en el que todo, absolutamente todo, me hablaba. Recordé lo que una vez escuché a un viejo indio Sioux:

-    "Los árboles tienen una vida secreta que sólo les es dado conocer a los que se trepan a ellos"-

Comencé a trepar por el árbol más grande que me pareció ver, era tan majestuoso que sentí la intención de buscar una alfombra roja para poderle hacer los honores. Durante mi ascenso iba recordando viejas sensaciones. Sí, aquellas que tenía en una vida en la que había sido un oso y buscaba el panel de miel. Justo al lado del viejo poblado Sioux.

Desde lo alto de la rama comencé a ver mi destino en un horizonte que amanecía de forma espectacular. El árbol milenario me estaba hablando, me explicaba con todo lujo de detalles aquello que precisaba saber. Entendí mi destino, ya no importaba mi camino de ida, sino por el que debía ir. Y debía ir a donde la brújula no apunta…