jueves, 17 de abril de 2014

Sabor a Papel



Una día, tomando un café, un amigo partidario del libro virtual respecto a la lectura en papel me preguntó que a qué sabían los libros, “así, por término”… No quise hacer que se sintiera totalmente idiota, de modo que hice como que me lo pensaba y al cabo de un rato le contesté: 

-Amigo mío, dado el abismo que separa todas tus experiencias de todas las mías, lo más que te puedo situar de ese sabor tan único es decirte que los libros, así por lo general, saben a lo mismo que huele el café.-

Era toda una parrafada, y dado el modo en que volvió a concentrar toda su atención en lo que estaba bebiendo, pensé que le había suministrado bastante material para la reflexión.  

Siempre me ha parecido que la gente que se aburre es porque no se fija en los detalles.

domingo, 6 de abril de 2014

Los Ojos



Nos pensamos que podemos pero hay miradas que no saben mentir. Lo intentan pero no lo consiguen. De entre todas ellas, la de la tristeza es la que nos delata de inmediato y es que tras esa mirada hay un Universo terriblemente helado que preocupa, que desconcierta.

Un Universo en el que los ojos lloran sin dejar caer una sola lágrima y tanto da que la boca dibuje una mueca  de sonrisa, los ojos quedan despegados del rostro, totalmente ajenos al valeroso intento. Y es que en la vida sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan, pero no por ello hay que dejar de intentarlo. Aunque te pillen triste sin quererlo, aunque te pillen soñando con los ojos abiertos...