sábado, 24 de enero de 2015

Primates

No dejamos de ser unos primates y como tales, una parte importante de nuestra actividad consiste en mantener y cuidar nuestro territorio... para ello, empleamos  gran parte parte de nuestra energía en intimidar o seducir o convencer, pues tales estrategias nos pueden llevar a la conquista territorial, jerárquica y sexual que nos da la vidilla. No obstante, nuestra conciencia es ajena a ello. Hablamos de amor,del bien y del mal, de filosofía y de civilización, y nos aferramos a esos iconos respetables como la tierra al sol. Como auténticos primates.

sábado, 17 de enero de 2015

Imaginación

Uno de los mejores inventos de la humanidad no está registrado, no tiene patente, así cada cual lo puede utilizar siempre que quiera, tal vez sea por eso que mucha gente se muestra reticente a hacerlo, obviando con ello las cosas buenas que puede aportar. La imaginación es la facultad de volver sensible todo lo que es intelectual; de hacer corpóreo lo que es espíritu; en pocas palabras, de sacar a la luz lo que en sí mismo es invisible, sin desnaturalizarlo, haciéndolo real.

sábado, 10 de enero de 2015

Equilibrio

Ir hasta la cima, mirar desde arriba y bailar descalzos sobre el filo de la navaja. Soñar a lo grande, meterse en algo peligroso. Si no lo intentas nunca fracasarás. Si vuelves a casa tiras los dados, y recuerda que con un seis vuelves a tirar.
No debes mojarte dos veces en el río. Si amas demasiado se puede llegar a convertir en odio. Si nunca te vas de casa nunca volverás tarde, claro que tampoco habrás sabido perderte. Si comes mucho tal vez engordes, si no comes estás muerto.
Respira profundo y disfruta del viaje pues las llegadas y las partidas van paralelas. Las gallinas que entran por las que salen.

lunes, 5 de enero de 2015

Verdades

No podemos vivir únicamente de las verdades frías, de los conceptos que podemos sintetizar en tres líneas. Tenemos que vivir también de nuestras debilidades, de nuestras dualidades, y admitir que esas tres líneas, lógicas y rectas, que en determinado momento nos llegan a reflejar fielmente, en otra ocasión no muy distante, o en un estado de ánimo turbulento o triste, nos resultan escasas o estrechas o dolorosas, sin que por ello dejen de ser verdaderas.
Lo visible es sólo un ejemplo de lo real. Nada más.