viernes, 27 de abril de 2012

Evocaciones

Todavía con los ojos entreabiertos, el apacible color de los sueños se pasea, apenas, en leve rastro sobre los objetos personales incendiados tras el repentino contacto con los sentimientos; rieles de lágrimas fugitivas de un corazón asolado y quebradizo que se han propuesto colapsar su carácter.


Acostumbraba a ser fuerte, sin embargo, desde ahora, se añade a los que se dicen fácilmente afectados por evocaciones austeras. “Despertaré sostenida por una sonrisa”, se repetía ayer en la multiplicación de los deseos, cuyo eco, avanzó hasta muy entrada la mañana.

En un acorde instrumental, la alborada ofrendó vestigios de una playa enarenada por el trino de aves al compás de voces amigas ya ausentes. El tanto de extrañeza le ha devuelto el gesto de sus rostros. Bosquejos de sonrisas se han extendido cual marea: ¡Abrázame fuerte!

Cuando no hay nadie más, los recuerdos son los brazos que nos rodean.

jueves, 26 de abril de 2012

Let It Be...

¿Y por qué no el cambiar de opinión tantas veces y tan a menudo como la situación lo requiera? Si adquieres conocimientos nuevos, lo normal es que las cosas crezcan, cambien o muten. ¿Cerrarás el cerebro antes eso? ¿Tanto te vas a limitar? Me cabrea la gente que después de haber adquirido y expresado una opinión, no pueden abandonarla nunca más. En realidad sólo estamos capacitados para opinar de manera imparcial sobre alguna cosa que no nos interese, y ese detalle logra que esa opinión carezca de valor. De hecho vale mierda.


Y es que en definitiva las opiniones son como los culos, normalmente todos tenemos una y muy personal, pero que puede ir cambiando de sitio a voluntad. No te vas a sentar siempre en una misma silla. Otra cosa es intentar hacerla entender. Eso sí que es complicado. Sería como preguntar por qué la canción “Let it be” de The Beatles es preciosa, si uno no piensa que lo es, nadie se lo puede explicar. ¿Tú qué opinas?. Da igual, déjalo estar...

miércoles, 25 de abril de 2012

Naufragio

Échale los brazos a la vida cuando te sientas naufragar… cuando la brújula de la vida se rompe es bueno localizar por donde nos queda el norte, a veces vamos destino a donde la brújula no apunta y en ese momento es cuando decidimos, finalmente, lanzar al océano del tiempo una botella de náufragos radicales, así el Universo sabrá de nosotros todo aquello que dejamos de explicar: Que hubo una vez una civilización en la que la injusticia, el sufrimiento y la envidia ocupaban mucho sitio, pero también una civilización en la que pudimos conocer el amor, la compañía, la imaginación sin límites y que con todo eso, logramos robar cachitos de felicidad.


Que, a fin de cuentas, el océano es más antiguo que las montañas, está relleno de los recuerdos y los sueños del tiempo y ya nos lo habían adevertido que los sueños son eso: Sueños.

martes, 24 de abril de 2012

Huracanes

El huracán es, posiblemente, el más severo de los fenómenos meteorológicos, son conocidos como ciclones tropicales y consisten en unos sistemas de baja presión con actividad lluviosa y eléctrica cuyos vientos rotan en contra de las manecillas del reloj en el hemisferio Norte. Dependiendo de su velocidad recibe uno u otro nombre: Con vientos menores o iguales a 60 km/h recibe el de “Depresión Tropical”. Si los vientos alcanzan velocidades de 61 a 117 km/h se llama “Tormenta Tropical” y, excediendo de los 118 km/h, la tormenta tropical se convierte en un huracán.


De la misma manera, en relación a la velocidad en la que nos suceden las cosas en la vida, éstas van cambiando de nombre, de esta forma, los humanos pasamos por depresiones, tormentas y huracanes, dejando destrozas más o menos importantes a nuestro alrededor. Procurar no dañar a aquellos que no tiene culpa es la responsabilidad que nos toca que las pasiones son como los vientos, indispensables para dar movimiento a todo, aunque puedan causar daños colaterales. Empezando por uno mismo. Estés o no en el Trópico.

viernes, 20 de abril de 2012

Groenlandia

El manto de hielo de Groenlandia, más conocido con el dicharachero nombre de “Casquete Polar” es probablemente más vulnerable al calentamiento global de lo que se pensaba, el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK), que determina que podría derretirse por completo si se superan los 1,6 grados de calentamiento global. Menuda mierda.


Algunas personas son como Groenlandia. Están a miles de kilómetros de nosotros o lo parece, se meten en su mundo lejano, distante, pero el entorno las calienta y se acaban por derretir optando finalmente por desaparecer.

No sé qué puede pasar en este planeta pero tal vez, en su pensamiento más intimo encierra una especie de súplica resignada a lo que pude pasarle: Si yo tuviese un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol, que puestos a derretirse lo mejor es por método natural porque lo que está claro es que nada, es para siempre. Excepto ¿tú?. Nunca se sabe…

martes, 17 de abril de 2012

Los Hilos

Te crees que eres una persona libre, cuando, en realidad, la mayoría de los actos que realizas durante el día son acciones y reacciones mecánicas que haces, siento desilusionarte, con la conciencia manipulada a distancia. Es como conducir un coche. Muchas veces, en una ruta reiterativa no nos damos cuenta que quien conduce es nuestro subconsciente… De repente te das cuenta de que has llegado sin fijarte de por dónde has pasado.


Suena el despertador, saltas de la cama (lo de “saltas” no tiene que ser literal), vas al baño, te vistes, tomas un café, subes al metro, saludas a los compañeros, te sientas frente a tu ordenador, revisas documentos, haces llamadas, comes algo, vuelves al ordenador, lo cierras, te vas a casa… saludas a la familia, te pones cómodo y la tele, lanzas preguntas retóricas y respuestas cortas. Un día y otro día y otro día… ¡¡Basta!! Un zombi no es un muerto viviente sino un ser cuya voluntad está poseída por otro. En checo “robot” significa “esclavo”. Y no es cuestión de ser un zombi o un robot, ni aquí en la República Checa. Oye… ¿En dónde diablos tendremos los seres humanos la batería?.

Te crees una persona libre, pero en realidad alguien mueve los jodidos hilos. Será cuestión de hacerse con unas buenas tijeras.

lunes, 16 de abril de 2012

Arquímedes

Existe una clase de personajes que mandan a la mierda el principio de Arquímedes: Desalojan más de lo que pesan, es decir, experimentan un impulso hacia arriba muy superior al valor de su vida o a la densidad de su obra. Y se les ve venir… Basta Abrir el periódico, poner la tele o meterse en internet. Zass!! sus rostros aparecen gesticulando siempre. Si pones la radio, les oyes a cualquier hora del día o de la noche sentando cátedra acerca de las cosas más dispares sin una idea original que te sorprenda. Sus opiniones ¿juicios? Ja! son requeridos en toda clase de temas y acontecimientos, ya se trate del amor o de la prima de riesgo, les da igual, no se detienen ante nada: lo mismo opinan con desparpajo de física nuclear que salen friendo morcillas en delantal y con gorro de cocineros. Son vacíos y omnipresentes. Algunos son escritores, cineastas, intelectuales, artistas y políticos que acaparan la actualidad, otros tampoco son nadie en realidad.


Y es que el hablar, por su facilidad, puede ser imitado por todo un pueblo; la imitación en el pensar, del inventar, ya es otra cosa. Para muestra este botón. Si Arquímedes levantase la cabeza…

viernes, 13 de abril de 2012

Normas


Dicen que las alegrías, cuando se comparten, se agrandan. Y que en cambio, con las penas pasa al revés. Se achican. No sé, igual lo que sucede, es que al compartir, lo que se dilata es el corazón. Y un corazón dilatado está mejor capacitado para gozar de las alegrías y mejor defendido para que las penas no nos lastimen por dentro. El cuerpo humano es una máquina compleja, en él cada órgano funciona con un sofisticado mecanismo. Para que todo esté coordinado existe un reglamento, unas normas y para ese sofisticado reloj que es nuestro corazón son tres, estas:  

Primera, no toques las agujas de tu corazón. Segunda, domina tu cólera. Tercera y más importante, no te enamores nunca.
Si no cumples estas normas, la gran aguja del reloj de tu corazón traspasará tu piel, tus huesos se fracturarán y ese sofisticado mecanismo que rige el “tic-tac” de tu corazón se estropeará de nuevo, en resumidas cuentas, te irás al carajo… Y es que algunas normas son sagradas. (Pero eso, solo algunas).

miércoles, 11 de abril de 2012

Recuerdos

Recuerdas cuando los errores se arreglaban diciendo simplemente: “Empezamos otra vez”. Cuando para salvar a todos los amigos, bastaba con un grito de: Un, Dos, Tres… Por mí y por todos. O cuando eso de “tonto el último”, era la pócima mágica que nos hacía correr como locos… Cuando un plato de postre era el volante del mejor Fórmula 1 del mundo.


Ahora te inclinas ante el recuerdo, ante el recuerdo de cada ser humano. Y no ocultas la aversión que sientes ante todos los que se toman la libertad de intervenir quirúrgicamente en los recuerdos, hasta que se parecen a los recuerdos de los demás. Y te das cuenta que el dar es una medida del recuerdo, aunque a veces sea mejor no acordarse de lo que diste, sobre todo si, al parecer, no diste nada o eso recuerdan…

martes, 10 de abril de 2012

Trance

Cuando decimos de alguien que “entra” en trance, no nos referimos a que esa persona se meta en un local nocturno de moda, aunque alguno de esos hay; lo que estamos haciendo es referirnos a alguien de quien su mecanismo psicológico ha optado por abandonarse a ciertas condiciones externas o internas y experimentar, de esa manera, un estado de conciencia diferente. Deja de ser sí misma para ser otra persona.


Algunas veces entramos en trance de manera voluntaria, porque no nos gusta nuestra realidad e inventamos universos paralelos que nos reconfortan, que nos hacen sentir más seguros pero siempre acaba por llegar algo o alguien que nos saca de ese falso refugio y nos deja de nuevo en nuestra realidad. Algunos afirman que el trance es el estado o tiempo de la vida, próximo a la muerte así que salir de él en retroceso y dejarlo por ahí tirado tampoco tiene porque ser malo. Nuestra realidad siempre puede superar a la ficción. ¿O no?

jueves, 5 de abril de 2012

La Caja

Su hermana mayor le había construido una caja para que guardase sus libros de cuentos, esos que le leía ella por las noches antes de dormir.

- Si te duermes después de escuchar un cuento, sucede algo muy extraño: El libro empezará guardar tus recuerdos, así que al día siguiente, te bastará con abrirlo para irte al lugar donde soñaste alguna noche. Y con las primeras palabras recordarás todo: las imágenes, los olores, las risas…

Así que él, desde hacía años, leía antes de dormir y guardaba esos libros en la caja que le hizo su hermana. Y esa caja pesaba mucho ya que un mundo entero estaba guardado allí adentro.

miércoles, 4 de abril de 2012

Psicosis

Un motel de carretera no parece el mejor lugar para esconderse, sobre todo si ese local lo regenta el enigmático Norman Bates… Anthony Perkins borda uno de sus mejores papeles en esta película. La desesperación, la intriga, los gritos y la demencia son los elementos que se agrupan para transmitir lo que se ve. Para lograrlo, Hitchcock utiliza el plano americano con lo que disimula la estatura de los actores y los planos medio, corto y largo se emplearon en casi toda la película para enfocar los movimientos de los personajes con una mayor precisión de sus acciones. Sus variantes no pasan de tres personas. No hay aglomeraciones de actores en todo el film.

Tanto el primer plano como el ”close-up”, se usaron en casi todas las escenas de suspense y así mostrar las expresiones faciales y lograr captar las emociones de los personajes. En el fondo, todos vamos con algo de psicosis por el mundo, tenemos nuestra vida privada, estamos atrapados en ellas y ninguno de nosotros puede liberarse. Arañamos y rasgamos, pero solo contra el aire, solo contra nosotros mismos y a pesar de todo eso, no nos movemos un solo centímetro. Vivimos en un continuo primer plano hasta que llegamos a un motel en el que descansar. Os dejo, ya llega Norman…

martes, 3 de abril de 2012

Tentación


Como otras muchas cosas, la tentación, en cuanto a término, viene del latín, en concreto de “temptatĭo” y consiste en la instigación que induce el deseo de algo. Tanto se puede tratar de una persona, de una cosa, o una circunstancia. A la tentación se la asocia con la seducción o la provocación y se le atribuye una connotación negativa. Es injusto. Algunas personas, cosas o circunstancias son altamente tentadoras: El abrazo de un hijo, las croquetas caseras de una madre, la vista de un amanecer desde un acantilado con el mar bravío, esa sonrisa que bueno... bueeeeeno… ¿A caso es eso malo? Todo ello te seduce, te tienta y te provoca sensaciones.

Por eso, es de lo más humano el poder asumir que estamos preparados para resistirlo todo, salvo la tentación. Y si toca, ya arderemos en el infierno, pero no será en esta vida… ¿Te apetece un bombón?

lunes, 2 de abril de 2012

Blanco

Increíblemente blanco, sin sombras ni escondrijos extraños. Blanco como la luz fluorescente de un quirófano y como sus guantes blancos. Tan claro como la propia espera, como el espanto. Increíblemente blanco como una placa de hielo sobre el mar y como aquella vieja paloma de la paz… Increíblemente blanco como una calavera sobre fondo de bandera pirata, como la primera leche materna… El blanco y la luz se buscan bajo la cama, la luz y el miedo se repelen pero van seguidos. Increíblemente blanco como el olvido que se hace presente, más tarde llegarán la nieve, el barro, el polvo y el viento que se lo llevará todo y volverá a quedar… blanco. Increíblemente.