viernes, 22 de agosto de 2014

Silencio

El silencio es una sonrisa burlona. El silencio roba algo, pero nos deja cachitos de incomodidad. Durante una discusión el silencio te hace recordar que a veces es mejor que las cosas no te importen nada, que cuando te importan es peor, se pueden convertir en cosas que te molestan, que te duelen, es menos doloroso si no te importa nada, pero entonces el silencio se llena de vacío. Y te acuerdas del jarrón y te acuerdas de la música.  El primero da forma al vacío, la segunda da forma al silencio. Y la sonrisa burlona se torna en mueca al notar que lo que no te importa no te molesta pero que es mejor tener algo en lo que pensar. No estar vacío y llenar el silencio con la música que más te gusta.  

viernes, 8 de agosto de 2014

Malentendidos

La forma surge del fondo como el calor del fuego. Entonces, la obligación de cada uno en esta vida es encontrar esa forma, las reglas de esa historia. Como en una novela, existe una pregunta al inicio; toda la vida es una búsqueda de una respuesta; y al final, la respuesta es que no hay respuesta. La respuesta es la propia vida; no hay una respuesta nítida, taxativa. Hay una respuesta ambigua, contradictoria, esencialmente irónica. Es más elocuente no decir que decir. Insinuar que mostrar. A final de cuentas percibes que todo este trajín de años son como un malentendido, pero ese malentendido nos va a matar, aunque tal vez lo que ocurre es que los malentendidos no matan, dan vida.