sábado, 28 de diciembre de 2013

28 De Diciembre



Después de darte unas mil hostias empiezas a encontrarle el sentido a eso de que es mejor dejar que la vida te pille sonriendo, la muy "jodía" si le coges manía te la coge ella a ti y en esa absurda disputa todo pasa sin pausa, los minutos van cayendo y tal vez, lo mejor esté aún por llegar.

Cuántas  veces dejamos atrás deseos, impulsos, amores profundos por no haber sabido amamantarlos a tiempo y de repente, descubrimos en el jardín de nuestros sueños, esos recuerdos imperecederos. Siempre hay un motivo (por lo menos) para vivir y no para sobrevivir… 

P.d: Eso de "El jardín de nuestros sueños" ha quedado muy ñoño, lo sé, pero... ¿qué quieres? es Navidad.  :)

domingo, 22 de diciembre de 2013

Manual De Instrucciones



Bienvenido al mundo, está es tu cuna y también tu trampa. No busques, no hay instrucciones ni manual acelerado. Encontrarás consejos, pero valen mierda, y recomendaciones, más de lo mismo. Te dirán que lo mejor es no oponer resistencia, que es mejor dejarse ir. Y que no debes pasarte la vida intentando arreglar las cosas, te vendrán con eso de que  si huyes de algo solo consigues que permanezca más tiempo contigo y eso de que cuando luchas contra algo, ese algo se vuelve más fuerte.

Y al final comprendes que no has de hacer lo que quieres sino hacer lo que no quieres. Haces lo que te han enseñado a no querer. Acabas por hacer las cosas que más miedo te dan… y sigues buscando ese manual o esas instrucciones para poder salir del lío.  ¿Sabes? 40 años después sigue sin aparecer el puto manual de instrucciones… aunque sea Navidad.

sábado, 7 de diciembre de 2013

La Semilla del Diablo



Adaptando con habilidad la novela "Rosemary's Baby" de Ira Levin, Polanski rueda “La Semilla del diablo” en 1968.  Lo hace sin artificios ni trampas, remarcando el agudo retrato psicológico de su personaje central atrapado en un ambiente obsesivo y amenazador, y por la sensación de terror y suspense, que recae en la creación atmosférica exponiendo de forma magistral un asunto narrado con pausa pero intenso pulso, sin subrayados ni aceleramientos bruscos. Una obra maestra.

Brillantes interpretaciones de Ruth Gordon, quien obtuvo un premio Oscar como mejor actriz secundaria, y de Mia Farrow, convertida en una especie de Juana de Arco de los 60's. ¡Ah! Y un siempre efectivo, a ambos lados de la cámara, John Cassavetes. 

Esta película, además de ser un clásico del cine de terror, aprovecha para plasmar lo cierto de la existencia de exotéricos grupos de poder, desde la propia iglesia, hasta las más extravagantes sectas. Unos grupos que, aparte de las concesiones del guión para su adaptación fílmica,  han movido desde siempre los más importantes hilos del entramado económico y político del mundo. Y eso, acojona. Terror en estado puro y real.

Si le echas un ojo te aseguro una cosa:No te aburrirás…