viernes, 29 de julio de 2011

Se cierra el telón

La Cuarta Pared cierra por vacaciones. Un respiro necesario para resquebrajar hábitos rutinarios, tomar aire, no pensar o pensar en no pensar. Conversar, escuchar y oír a la vez, aprender, sonreír, disfrutar, vivir en definitiva... Si alguna vez has pasado por este lugar, gracias. Es tan mío como tuyo, si ahora es la primera vez, gracias también, tal vez nos veamos en breve o tal vez no, será lo que tenga que ser. Siempre lo es.
Un abrazo. 

martes, 26 de julio de 2011

Copyright

Da igual lo que podamos creer; no hay copyright posible para la luna, en el fondo es como la soñada cena de los miserables, esa en la que todos podrán comer de ella y hartarse sin que nunca se acaben sus manjares. Por supuesto también los ricos podrán gozar de ella y los feos, los ladrones, las chicas cursis y los que están más en la onda. Que no habrá peleas por quién coge mejor sitio en esa mesa ya que desde todas partes se llega.


No tiene copyright la luna, no. Lo que tiene es magia y la tiene a raudales.

viernes, 22 de julio de 2011

Aun

Confirmado. No existe bicho más nocivo que un dominante con poder, porque sólo a través de la anulación de los demás consigue verse  triunfador y fuerte a sí mismo. Lamentable si, pero estas cosas pasan aun.

Para quien le toca convivir con uno o una, que de todo hay, el mejor remedio es la cultura y la información,  esa fuerza invisible, esa fuerza suave que nos abre el cerebro a la dignidad y oportunidad.

Únicamente en una real toma de conciencia de saberse dominado nace, aunque sea oculto entre el odio y el miedo, el germen del amor propio y el sentido de la libertad. Aceptar a un maldito capullo como propietario de nuestra vida como un inevitable mal del destino es como escupir contra el viento, el destino final nunca será bueno.

El sentimiento del respeto, es el calor más entrañable y solo se recibe alimentando el fuego nunca ahogándolo. Pero estas cosas pasan aun…

miércoles, 20 de julio de 2011

Tiempo

Hacía calor y se detuvo en un banco del parque a descansar. No pudo evitar oír la conversación entre una pareja de ancianos en el banco de al lado… O si pudo, no lo quiso evitar. Él le decía a ella:


- Todo lo que sé, es que tu amor es lo único que he querido y quiero. Y que cuanto tengo es cuanto ya te di, mi corazón, mi cuerpo y mis pensamientos. Todo lo que hay entre tú y yo no es nada más que tiempo que voy perdiendo cuando tú no estás. Que el tiempo no es instante, no es momento, sin ti el tiempo es ir muriendo…

Y cogiéndose de las manos se sintieron eternos entres sus temblorosos y arrugados dedos mientras con la mirada cubrían de amor todos sus miedos.

Nunca se sabe en qué lugar te pueden enamorar.

jueves, 14 de julio de 2011

La Séptima Ola

Aunque era ya tarde, el olor a mar al bajarse de la estación de tren le hizo acercarse a la playa. Le habían  contado una especie de teoría sobre las olas: Que las seis primeras son de lo más previsibles, con una equilibrada continuidad. Seis viajes con un mismo destino y que la séptima es la imprevisible. Le dijeron que esa ola puede pasar totalmente inadvertida, que puede participar en el rutinario proceso de las otras olas y en una camaleónica manifestación adaptarse a sus predecesoras. Solo que a veces estalla. Y siempre es ella, siempre es la séptima. Porque es alocada, inocente, rebelde, no se ciñe a reglas y lo puede cambiar todo.

Por las noches la luna la observa y por el día lo hace el sol, pero no la juzgan. Eso sólo pueden hacerlo quienes fueron arrastrados por ella, aquellos que tuvieron el valor de enfrentarse o el coraje de dejarse cautivar.

Se quedó un buen rato contando las olas. Una, dos, tres, cuatro, cinco, seis y…

viernes, 8 de julio de 2011

Cierra Los Ojos

¿Ya has cerrado los ojos? Pues piensa un deseo y sopla bien fuerte que tienes velas que apagar. Curioso mecanismo el soplido que apaga llamitas y enciende… deseos. Así funcionamos. A golpe de soplido. El arte de desear es el motor de la existencia pero también es una enorme fuente de porrazos en forma de frustraciones. Y es que lo deseamos todo, espiritual, conceptual y carnalmente. Venga. ¡¡Sopla!!.


El deseo es un poco cabrón y siempre busca su premio: Una satisfacción lo más inmediata posible. Se trata de arrancar de cuajo al aburrimiento, de alguna manera no enfrentarnos a nuestras carencias. O tal vez no, tal vez desear sea tan humano como divino, tan normal como especial. Tan necesario como prescindible. Total, luchar contra los deseos y los placeres no es enfrentarse al demonio, sino medirse con uno mismo. Tratar de encontrar nuestro lugar. Y quién sabe, tal vez al hacerlo nos estamos inmunizando contra la ansiedad.

Piensa un deseo… y te convertirás irremediablemente en el esclavo de él. Pero en ocasiones compensa y si no ¿qué más da? Soplarás las velas antes de que ellas te soplen a ti.

martes, 5 de julio de 2011

Ya No Duele

Ya está. Ya no le duele, ha dejado de hacerlo. Pensaba que no lo lograría nunca y mírale, vuelve a sonreír. ¿Sería o no la elección correcta? ahora eso no importa. Lo que pasó ya fue, lo que ha de venir ya se verá y el presente es lo que cuenta. ¿Atreverse aun a riesgo de volverse a equivocar o apostar sobre seguro? Bah! Si no te equivocas de vez en cuando es que en realidad ni lo has intentado. Y le queda la enseñanza, sabe alguna forma de querer y conoce docenas de formas de no hacerlo. Y ya no le duele, por ahora…    

domingo, 3 de julio de 2011

Sombra

Llevaba varios minutos caminando cuando notó que lo hacía totalmente solo. No le seguía ni su sombra y de una forma literal. Le extrañó ya que durante muchos años, la muy usurpadora, había pretendido ser él viviendo de su luz. Esa sensación de vacío y soledad le asustó tanto que comenzó a correr. Al volver la vista atrás nada ni nadie le seguía. Simplemente estaba solo. Nada ni nadie más.

La sombra es esa región de oscuridad en la que la luz es obstaculizada. Una sombra ocupa todo el espacio de un objeto opaco con una fuente de luz frente a él.  El resultado es una silueta bidimensional o una especie de proyección invertida del objeto que aspira la luz.

A mayor ángulo entre el objeto y la dirección de la luz, mayor es la distorsión resultante… ¿De qué están hechos los fantasmas?