sábado, 28 de septiembre de 2013

Palabras



Imaginaba que uno, al nacer, viene con un puñado de palabras que decir y que una vez agotado ese "cupo de palabras", te volvías mudo. Imaginaba que cuando alguien nacía mudo era porque en algún momento, alguien había olvidado asignarle su bloque de palabras. Por eso, y como desconocía cuántas palabras le habían atribuido, durante unas semana, habló lo menos posible para ahorrarlas. Era impresionante... era el arte de escuchar  y pensar, de gestionar silencios e ideas. Y era sublime.  

martes, 24 de septiembre de 2013

Abuela



En un rincón, un millón de fotos y cartas amarillas le miran a la cara y al releerlas, escapan de sus manos. Su nieto, sentado en una vieja silla de madera llena de astillas, sostiene su corazón para que no se le rompa de recuerdos.
Ella, le observa desde la mecedora, como escondida detrás de sus gruesas gafas ruborizada de arrugas y de olvidos.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Un Blog

Así que quieres ser escritor. Ok. Sólo debes tener en cuenta un par o tres de cosas: Si te cansa sólo pensar en hacerlo, ya ni empeices. Ólvidate. Si pretendes escribir como alguien, vete a dar un paseo por el campo, o a tomarte unas cañas o dedícate a ver cómo crece la hierba, pero no escribas.
Tienes que tener algo que contar, algo que te queme por dentro, si no te surge, haz otra cosa. Siempre puedes abrir un Blog... 
Pero recuerda, no escribes para que te lean, escribes porque tienes esa necesidad, que luego te lean o no ya es otra cosa.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

La Mitad De La Verdad



Si nos paramos a leer libros de aeronáutica (hacerlo en movimiento es más complicado), encontramos información contrastada que nos indica que un abejorro no puede volar debido al tamaño y forma de su cuerpo en relación a su superficie de alas, lo que sucede es que el pobre bicho ignora tal información y por eso sigue volando. 

Ocurre que a veces uno huye de si mismo, y hasta duda o desconfía de sí, afortunadamente muchas veces somos demasiado curiosos y volvernos a nosotros vez tras vez, ignorando lo que la ciencia, la física o las normas escritas puedan explicar formando nuestra propia tempestad con nuevos rayos, soles, truenos y nubes. Y el abejorro sigue volando…  

domingo, 8 de septiembre de 2013

Ondas



Es un círculo de ondas, eso es lo que es, lo que somos. Ya que, para poder ser yo, he de ser otro, debo salir de mí y buscarme entre los otros. Buscarme entre aquellos que no serían si yo no existiese, esos otros que me dan la existencia plena y que harán que al morir yo nazca mi memoria o mi olvido, pero que siga aquí, en un círculo de ondas…