viernes, 30 de marzo de 2012

Malentendido

Un malentendido es, entre otras cosas, un sustantivo que nos indica “mala interpretación, o equivocación en el entendimiento de algo”, y si se producen varios pasan a ser malentendidos.


A ver, se trata de una palabra compuesta cuyo primer elemento es el adverbio mal, y como los adverbios son muy suyos, resulta que no tienen plural, así que nos equivocamos si hablamos de “malosentendidos” o “malos entendidos” (tampoco el plural de malhablado es “maloshablados” o “malos hablados”, sino malhablados o simplemente brutos).

A diferencia de los adverbios, las personas si somos plurales y podemos tender a interpretar las cosas de la manera que no son. Lo que para uno es bueno o agradable a otro le puede molestar o parecer mal. Y de algo noble queda algo vil o no queda nada. Nada excepto una colección de malentendidos… Claro que hablando se pueden arreglar. Falta que ambas partes quieran. En ese caso es mejor no invitar a adverbio alguno, la acaban cagando (y eso es un gerundio).

jueves, 29 de marzo de 2012

Duda

La duda es conflicto entre dos conclusiones. Mientras existe es imposible aceptar una u otra, si dudas careces de la serenidad que te brinda el tomar una determinación. Tal vez el secreto para disipar esa pesada sombra sea el seguir un proceso, cada uno el suyo sí, pero proceso y de esta manera hallar el equilibrio de las cosas. Que un salto corto es más sencillo que uno largo, pero nadie que quisiera cruzar un foso ancho empezaría por saltar directo hasta su centro.


Y si sigues dudando recuerda que a veces los pensamientos nos consuelan de las cosas, y los libros de las personas. Dudar no es malo, solo es humano… aunque a veces nos empeñemos en disimularlo.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Ausentes

Entonces asumes que nuestras palabras, nuestros acentos, nuestros gestos, se han confundido de tanto desgastarlos en estupideces que nunca nos llevan a nada y que por eso, ahora, callamos y nos miramos de reojo simplemente para cerciorarnos de que ahí seguimos, ausentes... Recordaremos borrar de la memoria aquellos renglones que cuenten las ausencias más cortas, así andaremos ausentes pero centrados. Centrados pero ausentes...
¿No te pasa que, algunas veces, no tienes ni puta idea de cómo quieres estar?.

lunes, 26 de marzo de 2012

Sofrito

Si somos claros veremos que la confianza mutua es a lo máximo que dos almas pueden aspirar. Es una especie de Cum Laude para la paz de uno mismo. Si eso llega, se multiplica nuestro potencial como por arte de magia: Tenemos dos cerebros que piensan, cuatro manos para hacer, cuatro pies para andar…. Y dos almas para sentir. Se fusionan las coincidencias y aumentan las percepciones. Multiplicamos, que es como sumar pero a lo bestia. La cosa viene a funcionar como el mecanismo de una cebolla: Por capas, a más confianza más capas que nos cubren, invisibles pero sólidas. La palabra de uno contra la palabrería de muchos. No hay dudas. Es la magnitud de la certeza.


A veces las cebollas llevan excesivo tiempo en el verdulero y se van deteriorando, desidia, promesas incumplidas, absurdas mentiras que se mezclan con trocitos de verdad…y se acaban por pudrir. Que no solo hay que guardar, sino usar y reponer… El sofrito de la vida no entiende de lo que ya se hizo, esa solo es la base, el condimento viene con lo que hacemos y todo lo que todavía queda por hacer. La cocina es un arte, la confianza también.

viernes, 23 de marzo de 2012

Cómo Se Forma Una Ola

Desde que murió su madre, quince años atrás, Raquel no iba al pueblo de sus abuelos. En los meses de verano acudía con ella y jugaban a pillar con las olas de la playa. Su madre le contaba que la playa a veces se aburría y cuando alguien iba a jugar, el mar le recibía con alegría y le hacía olas.

La vieja casa familiar estaba en venta y Raquel fue para desalojar las pocas pertenencias que de sus abuelos quedaban. Se acercó a la playa, esa en la que de chiquilla jugaba. No iba sola, la acompañaba un hombrecito de cinco años que la miraba atónito correr y chapotear por la orilla como si fuese una cría. Agotada de tanto movimiento, Raquel se sentó en la arena y abrazó a su hijo. Las lágrimas resbalaban por su rostro…


- ¿Estás llorando, mamá?

- No cariño, es que estoy un poco cansada, he estado jugando a pillar con tu abuelita y esta vez me ha ganado ella. ¿Te he explicado alguna vez cómo se forman las olas, “ratoncito”?

miércoles, 21 de marzo de 2012

Rocker (Una Historia De Surf)


Existe una curva en el fondo de la tabla de surf, es la parte que está en contacto con el agua: El Rocker, no lleva tupé pero su forma determina la manera de girar y la velocidad que se puede alcanzar al cabalgar por la ola. Evita que la tabla se clave en el agua. A menor curva, menos resistencia para deslizarse y por tanto será más veloz y se remará mejor con ella, pero a cambio, al cantearla, girará con más dificultad.

Igual pasa con los surcos que la vida va dejando en nuestro rostro, las arrugas que nos van quedando en la piel… cuanto menos arrugas más deberíamos correr pero también tendremos más dificultad para entender los giros que pega la vida y que lo mejor es dejarse llevar por al compás de las olas, de forma suave pero intensa, como en una balada de rock… y es que en el fondo, todas las historias son la misma.

lunes, 19 de marzo de 2012

Padres

Hubo una época en mi vida, que vino a acontecer cuando un servidor tendría unos quince años, en la que mi padre era tan ignorante, que no había forma de poderle hacer entender nada. Absolutamente nada. Algunos años más tarde, unos cuatro o cinco después, me pareció acojonante lo muchísimo que mi padre había aprendido en ese espacio de tiempo... y comprendí que por duro o severo que sea un padre juzgando a su hijo, nunca es tan severo como un hijo juzgando a su padre.


Y es que a un padre hay que ayudarlo. Siempre. Hay que enseñarle que la vida es difícil. Pero hay que hacerlo mientras todavía lo tenemos con nosotros, después resulta imposible. Aunque sea su día.



viernes, 16 de marzo de 2012

Sol

Es curioso ver que existe algo capaz de dar sin esperar recibir. Llámale sol. Emana energía, nos la brinda. Si te quedas en silencio, percibirás que nos habla por medio de la luz, así como es con aroma y color que lo hacen las flores, el aire con las nubes, nieve, y lluvia. El eterno lenguaje de las pequeñas grandes cosas.
Y él piensa mientras la observa: “Y luego estás tú, que eres mi sol…”

(Nunca sabemos de qué astro nos vamos a colgar)

sábado, 10 de marzo de 2012

Sioux


Somos la frontera entre lo que hay dentro y lo que ves por fuera. Como el árbol que mantiene oculta la mayor parte de su raíz. Una vieja leyenda Sioux cuenta que los árboles tienen una vida secreta que sólo les es dado a conocer a los que trepan a ellos. ¿Qué pasa entonces con las personas? ¿Podemos trepar por ellas?

Sabemos de personas que son auténticos “trepas” de cuidado, si bien ese no es el concepto Sioux. Así que decido subir a la montaña, escojo el árbol que me parece más viejo y subo, trepando, por él. Me cuenta que no importa el camino de ida, nunca ha sido lo más relevante, sino el camino por el que se debe ir.  Y decido ir por donde la brújula no apunta. Seré un Sioux…  (en peligro de extinción).

viernes, 2 de marzo de 2012

Salomón

Le contaba su madre que, cuando nace un niño, se enciende una estrella para que lo alumbre. Le explicaba su abuelo que un día desaparecemos con un leve roce como hojas muertas y nos transformamos en polvo y nos convertimos en chispas de estrellas y cantamos y flotamos felices con abrigos de fuego. La parte de en medio no se la contaron, tenía que vivirla. Habrían algunos bellos momentos, otros no tan buenos y todo eso compondría la anatomía de su vida.


El secreto, le susurró una vez una amiga, es que disfrutes al máximo los buenos ratos para que te sirvan de colchón cuando lleguen los otros. Y es que ya nos lo advirtió el Sabio Salomón: La gloria en este mundo es muy corta. Eso sí, ese instante es eterno en tanto dura.