viernes, 30 de junio de 2017

Free Soul

Sorprende comprobar que lo esencial en la búsqueda de la felicidad reside precisamente en renunciar a lo esencial de lo único en beneficio de lo banal de entre lo común. Al individuo que imagina su causa se le censura antes que al individuo que se suma a la apariencia de la causa general y así el don de la alegría, tan natural en la infancia, se va comprometiendo en la causa exigente de la felicidad adulta.

Es difícil precisar cuánto de lo que nos exigen puede considerarse un triunfo personal, cuánto de lo que no somos en realidad se puede ver compensado por el dudoso mérito de haber renunciado a la íntima alegría a cambio del reconocimiento ajeno. El resultado de este cálculo erróneo es la ansiedad, la tensión, la muerte del juego.

Lo que sucede con el alma es que guarda escondidas causas que la realidad ignora, y a veces entre esas causas y las libertades que precisa para desarrollarlas, el alma, a pesar de todo y contra todo, se sujeta. Que nadie lo entienda ya es otro puto tema.

viernes, 23 de junio de 2017

Experiencia

Siempre resulta impo­rtante contar con ex­periencia… Por ejemp­lo, la experiencia de pedir socorro y de que el socorro nos sea dado. Tal vez  valga la pena haber nacido, también, para solicitar un día ca­lladamente y callada­mente recibir. Yo al­guna vez pedí socorro y no me fue negado. Me sentí entonces como si fuese un tig­re con una flecha mo­rtal clavada en la carne que estuviese rondando lentamente a las personas temero­sas para descubrir quién tendría el valor de acercarse y qui­tarle el dolor. Y en­tonces hay alguien que sabe que un tigre herido es tan pelig­roso como un niño. Y acercándose a la fi­era, sin miedo de to­carla, arranca la fl­echa clavada…
Los co­bardes huyen, claro que tal vez no sean cobardes, solo que necesitan ayuda.

viernes, 16 de junio de 2017

Denominador Común

Existe un denominador común en las culturas hípster, indie y gafapasta, se basan en comprar. Ya sé que los productos son distintos a los habituales: Por ejemplo comida orgánica, lámpara s del año de la castaña, ediciones limitadas en vinilo, pero al fin y al cabo lo que te define es el consumo. Resumido: Lo hipster es una puesta al día de la mentalidad de los pijos de los ochenta. Por eso Alaska y Mario Vaquerizo hablan el mismo lenguaje que las mujeres del HOLA, aunque la pareja les guste los Ramones y a las otras las rancheras.
 No eres mejor que nade por haber pasado un año en Berlín, leer a Foster Wallace y escuchar rarezas. Podemos haber ganado en variedad de estilos, pero no de posturas vitales, ya que sigue mandando el individualismo y el consumismo. Ser una persona culta, consciente y sofisticada requiere bastante más esfuerzo que el de sacar tu tarjeta de crédito del bolsillo, sea el pantalón de la marca que sea. Yo soy bastante Punk así que no hay futuro ¿o sí?

viernes, 9 de junio de 2017

Crimen Perfecto

Existen múltiples métodos para matar a un hombre: Se le puede obligar a que cargue un tablón de madera hasta la cumbre de un monte y entonces clavarlo. Para que esto resulte, es necesario una multitud de gente que lleve sandalias, un gallo que cante, un manto para disecarlo, una esponja, un poco de vinagre y un hombre que martillee  los clavos en su sitio.
Dejando de lado los escrúpulos, puedes también, si el viento lo permite, asfixiarlo con gas. Pero entonces necesitas una milla de fango tallada por trincheras, sin olvidar las botas negras, los cráteres de bombas, más fango… Estos son métodos efectivos pero engorrosos. Es más sencillo, directo, y mucho más limpio asegurarse de que vive en algún lugar del siglo veintiuno y dejarlo ahí a su puta suerte.

viernes, 2 de junio de 2017

Sorpresa!!

A veces la vida revoluciona el término “sorpresa” llevándolo a otro nivel. Cruza todas las líneas y se pasa de la raya, poniendo el listón tan jodidamente alto que parece que nada nuevo pueda llegar y nos provoque cortocircuitos en la tripa. Después de según qué cosas, no. Podría intentar apuntar al respecto del monstruo que acampa a sus anchas por nuestras vidas pero no estoy por la labor. No haré intentos para domesticar el miedo. Porque al miedo hay que mirarlo de frente para saber cuánto mide, qué está masticando y cómo nos has encontrado. La experiencia es un tratado sobre el deseo entendido cómo la capacidad humana para auto-inmolarse, para encender la mecha sin dejar de sonreír aun sabiendo que ese trocito insignificante de cuerda desemboca en nosotros.
 Una vida sin miedos, sin sorpresas, sería una vida propia de piedras. El problema  no es el miedo, el problema  es ser cobarde. Vamos a disfrutar de la vida, mucho, poco, algo, lo que sea...