viernes, 23 de diciembre de 2016

CREO

Creo en el poder de la imaginación para rehacer el mundo, para soltar las riendas de la verdad dentro de nosotros, para demorar la noche, para ganarnos la confianza de los locos.
Creo en mis propias obsesiones, en la belleza de los autos de choque, en la paz de los bosques sumergidos, en la excitación de las playas cuando están desiertas, en la elegancia de los lobos, en la poesía cruda de los hoteles abandonados.
Creo en la belleza de todas las mujeres, en la perfidia de sus fantasías, tan cerca de mi corazón. Creo en la muerte del mañana, en la fatiga del tiempo, en nuestra búsqueda de un tiempo nuevo dentro de la sonrisa de la persona de enfrente. Creo en la locura, en la verdad de lo inexplicable, en el sentido común de las piedras, en la demencia de las flores, en la cámara lenta con música de fondo cuando te sientes de puta madre.
No creo en casi nada más. Bueno sí, creo en ti que me inspiras este texto y me aprecias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traspasa tú también el muro y dime...