domingo, 7 de septiembre de 2014

Garantías


No es que sea un fin en sí mismo, pero cuando uno muere, debe dejar algo detrás. Un hijo, un libro, un cuadro, una casa, un jardín plantado, lo que sea. Algo que otra mano tocará de un modo especial, de modo que tu alma tenga algún sitio a donde ir cuando tú mueras, y cuando la gente mire ese cuadro o ese árbol que plantaste, tú seguirás estando allí. Así que llena tus ojos de ilusión. Sumérgete hasta eI fondo a la hora de hacer cualquier cosa, observa al mundo.La verdad es que más fantástico que cualquier sueño real o imaginario. Pero no pidas ni una puta garantía, no pidas seguridad. Nunca ha existido algo así...
Las garantías como la seguridad son para quienes no aman.

2 comentarios:

  1. Me encanta tu entrada. Y tu blog, por eso te sigo. Espero que puedas pasarte por el mío, llevo en Blogger desde hace tiempo pero he creado uno nuevo. Me encanta el tuyo, de verdad, ya te seguía de antes :) Un saludo!

    http://humanfilters.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graacias Mariola. Me paso a ver qué tal :)

      Eliminar

Traspasa tú también el muro y dime...