viernes, 14 de julio de 2017

Piel

El amor siempre muere asesinado, no lo hace nunca por causas naturales. En la autopsia normalmente aparece idéntico dictamen: Lo abandonaron a su suerte, en medio de ninguna parte y no supo volver y asi, incapaz de encontrar un camino de regreso a alguna parte se fue secando y acabó deshidratado y lleno de moratones al ir cayendo continuamente por ceguera emocional, de nuestros errores y traiciones.
Muere a causa de nuestras enfermedades y heridas del corazón, lo hace de puto cansancio, por falta líquido. Se vuelve opaco y deja de brillar porque se deja de regara diario y se seca. El amor se bebe siempre, siempre por la piel, por eso se eriza cuando recibe sustento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traspasa tú también el muro y dime...