viernes, 4 de agosto de 2017

Bourbon

Perdí el sueño y algo más importante que mis nuevas botas entre las ramas de mi propio invierno. No creo en las casualidades, pero haciendo balance, si creyera tendrían tu nombre. Todavía no sé si el bourbon se me subió a la cabeza o si la nieve me quemó el corazón. O tal vez simplemente se me haya olvidado cómo sentir, cómo querer, cómo respirar.
Si es siempre fui un desastre andante, con un cubito de hielo, eso sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traspasa tú también el muro y dime...