miércoles, 26 de septiembre de 2012

Redes

Un grupo de empleados se reúne en torno a la máquina de café. Bromean, comentan, charlan, discuten. El juego ha comenzado y quien mejor maneje las fichas, con aprendizaje e inteligencia, tendrá el éxito mucho más a mano. Parece un programa de televisión, pero no lo es. Las Redes sociales que tejemos en nuestro entorno empresarial, interna y externamente, son miles de veces más útiles que nuestro currículum. Y ya no hablemos en cuanto a relaciones humanas, conocer a mucha gente sin moverte de casa. ¿Amistades falsas? Bueno, no juzguemos lo que es o no falso tan a granel, que si nos ponemos meticulosos con eso… las amistades presenciales no te garantizan fidelidad precisamente. (Sobre todo desde que se inventó la puñada trapera).

Las redes sociales hacen posible que a través de un blog, alguien tan normal como yo llegue a alguien tan normal como tú. Y que alguien tan especial como tú me haga sentir por unos segundos, los que se tarda en leer un post, especial a mí.

Pero no te dejes enredar por estas cosas, que la vida es mucho más que un montón de aplicaciones. Es el mar, la montaña, la familia, la música, las aficiones, los amigos… hummm… estamos conectados. ¡Qué lío!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traspasa tú también el muro y dime...