viernes, 28 de septiembre de 2012

Vida

Al final todo se acaba rompiendo: La flor ya marchita sobre su tallo tronchado, las aguas del mar se rompen bajo las olas bravías y hasta la luz del día lo hace después de la tormenta abrupta. El rayo de sol se rompe agazapado entre las sombras, los sueños incompletos son sueños rotos, la esperanza que se pierde se rompe. La fe sin crédito deja de ser fe… Y eso es así porque todo debe romperse y. de hecho. se rompe con la vida. Incluso la propia vida con la muerte.
Finalmente… ¿Qué ha quedado atrapado en el tiempo? Nada. O quizás, solo vida…    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traspasa tú también el muro y dime...