sábado, 20 de noviembre de 2010

Para Siempre


Finalmente respondió. Le aterraba ese vacío resultante entre dos personas que se han querido cuando ya no lo hacen. Las despedidas. Y sobretodo... sobretodo los "para siempre" porque le sonaban a efímero, si y eso le asustaba. Pero lo sabía disimular mirando a las estrellas, infinitas ellas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traspasa tú también el muro y dime...